Colegio Caniguá -

Ideario

  1. El fin de la educación que promueve AYSE es formar integralmente hombres y mujeres a través de un proceso educativo personalizado, encuadrado en la cultura patria y abierto a la cultura universal, que le prepare para aportar la mejor de sus posibilidades al desarrollo de la sociedad. Auténticos depositarios y transmisores de valores espirituales cristianos, conscientes de sus deberes religiosos, sociales y profesionales.
  2. Educación para vivir en sociedad, formando para el servicio que de ellos espera la sociedad en los actuales momentos de confusión doctrinal y crisis de valores, por la cual pone especial énfasis en las virtudes humanas que faciliten la convivencia y en la consideración y respeto que corresponden a cada persona humana.
  3. Esta educación integral sólo puede realizarse por acuerdo entre familia y Centro educativo. Sin una constante y estrecha colaboración entre ellos no es posible lograr los objetivos educacionales que AYSE se propone.
  4. La educación realizada en y para la colectividad está a la vez basada en la consideración de las necesidades y características de cada alumno, tanto en lo que se refiere a su personalidad como en la cuidadosa atención a las distintas etapas por las que atraviesa.
  5. La educación impartida se centra en el alumno, potenciando al máximo todos los valores, afirmando y desarrollando su propia personalidad, para que obtenga un óptimo rendimiento de sus posibilidades personales. Es la síntesis coherente de las exigencias y el respeto; se respeta al máximo la personalidad del alumno y se exige al máximo, con el fin de prepararlo para superar las etapas más difíciles de su vida de adulto. Sólo estará preparado para enfrentarse a los problemas vitales si, estando consciente de sus limitaciones, fallas, etc., está constantemente dispuesto a luchar para superar esas faltas propias y los obstáculos del ambiente en que vive.
  6. La disciplina que conduce a la autodisciplina por medio de la educación de la voluntad, es siempre exigida dentro de un clima de cordialidad y delicadeza. Se adquiere así el recto ejercicio de la libertad personal conjugada con la también personal responsabilidad.
  7. La actitud que caracteriza a los equipos docentesde los centros educativos es la de apoyarse en lo positivo; descubrir los valores que encierra la vida, estimular los valores de cada alumno y ayudarles a configurar sus propios criterios intelectuales y a desarrollar un sano criticismo.
  8. Esta educación basada en el ejemplo positivo de padres de familia y profesores, compromete a todos a vivir de acuerdo al criterio espiritual y humano que proponemos como meta a nuestros alumnos, lo que exige una especial calidad y responsabilidad por parte de padres, profesores y alumnos, como elementos que intervienen en la tarea educativa que AYSE promueve.
  9. Este trabajo se realizará mediante la colaboración de equipo a todo nivel:
    • Directivos
    • Padres de familia
    • Tutores
    • Profesores
    • AlumnosY con una organización que posea el dinamismo requerido por la empresa educativa, con una organización clara y definida que sea a la vez ágil y funcional para aprovechar todos los recursos humanos y materiales.
  10. El método se fundamenta en el trabajo de los alumnos para no perder o inutilizar ninguna potencialidad humana. Es el método de hacer hacer: estimulando, desarrollando la creatividad, la espontaneidad y la capacidad personal. Este trabajo realizado en equipo de diferente dimensión y nivel, debe inspirar constantemente a todo el personal de las empresas educativas que promueve AYSE.
  11. El conocimiento de cada alumno, y la orientación del tutor, permite señalar en cada momento los objetivos y metas que personalmente ha de conseguir, logrando así los fines generales de la educación que nos hemos propuesto.